28 may. 2014

¿QUIÉN ERES TÚ PARA JUZGAR Y CRITICAR A LOS DEMÁS?


INTRODUCCIÓN: Principal texto bíblico: Santiago 4:11-12

1.   Criticar, vilipendiar y juzgar desvaloriza y desprecia a los demás.
2.  Criticar, vilipendiar y juzgar a otros desprecia y devalúa la Ley.
3.  Criticar, vilipendiar y juzgar a otros deshonra y desacata a Dios. 

I. BIBLICAMENTE, HABLAR MAL DE LOS DEMÁS ES TRANSGRESIÓN DE LA LEY DE DIOS – Santiago 4:11

1. La crítica, la calumnia, el chisme, la difamación y el juzgar a otros fue decretado por Dios un error desde la antigüedad: Levítico 19:16; Proverbios 16:28.
2. Criticar, calumniar, chismear, difamar y juzgar conduce a la gente a la destrucción, lo declaró Jesús en Su primer sermón: Mateo 7:1, 26; 12:37.
3. Criticar, calumniar, chismear, difamar y juzgar ignora y desprecia el mandamiento de Dios.

II. BIBLICAMENTE, HABLAR MAL DE LOS DEMÁS ES PECADO MUY GRAVE – Santiago 4:11

1. La crítica constructiva no existe en la mente de Dios, solo en la mente de aquel que desea justificar su pensamiento crítico.
2. Criticar para ayudar es una gran ilusión que la Biblia dice que hablar mal de un hermano es lo mismo que hablar contra la ley, que es perfecta.
3. La crítica es el acto de ponerse a sí mismo como juez, juez de la ley, que decreta no hablar mal de los demás. 

III. BIBLICAMENTE, HABLAR MAL DE OTROS ES TOMAR EL LUGAR DE DIOS – Santiago 4:12

1. Satanás habló mal de Dios en el Cielo y engañó una tercera parte de los ángeles, habló mal de Dios en la Tierra y engañó al 100% de los seres humanos; el que habla mal de los demás promueve la obra de Satanás, incluso en la iglesia.
2. Satanás quería el lugar de Dios y fue expulsado del Cielo; los que critican, difaman, etc. están tratando de usurpar el lugar de Dios, el Dador de la Ley y Juez. Estos no serán expulsados de allí, ya que serán destruidos sin siquiera entrar en terreno celestial.
3. Satanás tiene adeptos en todas partes, dentro y fuera de la iglesia. Pero Dios, con el fin de salvarte,  poniéndote en tu debido lugar, te pregunta: ¿Quién eres tú para juzgar a tu prójimo?

CONCLUSIÓN:

1. La meta divina de inspirar el apóstol Santiago a escribir contra la crítica es concienciarte a que debes dejar de juzgar, difamar, o sea, de hablar mal de los otros.
2. La meta da Satanás para destruir a la gente por la crítica debe ser sustituido por el propósito de Dios para restaurar a las personas con palabras optimistas, de esperanza y cristocéntricas.
3. La meta de Dios al avisarte es porque Él busca salvarte de las obras de Satanás para que seas un instrumento Suyo en Su obra de salvación de las personas, por lo que también te salvarás.

APELACIÓN:

1. Presta atención a las palabras de la revelación de Dios a través de Santiago.
2. Deja de difamar, criticar, acusar, calumniar, juzgar, chismear, porque todo esto es obra del diablo.
3. Pídele a Cristo Su perdón y pruebe la restauración; cambiando la crítica del diablo por la práctica del mensaje de Santiago (capítulo 4:9-10).

Escrito por Pr. Heber Toth Armí
Traducido por Elena Costa
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario