27 jun. 2013

LA FIESTA DE PURIM, DOS DÍAS CONSAGRADOS A LA ALEGRÍA


INTRODUCCIÓN: Texto Bíblico: Ester 9:18-32

1. La alegría en la celebración es como un brillante sol que oscurece y hace ridículamente sin importancia todos los pequeños signos oscuros de la vida.
2. La alegría es un sentimiento que le da entusiasmo a la rutina de la vida por lo que no será sólo problemas financieros, duelos, enfermedades, estrés y lamentaciones.
3. La alegría es un estado por el cual las personas viven, cuando se podría haber perdido todo, pero en un instante, se logra todo de nuevo.

I. PURIM: NO TE QUEJES LA SUERTE DEL PASADO, CELEBRA LA VICTORIA DE HOY - Ester 8:18-22
Purim es el plural de Pur que significa suerte; esto es porque echó suertes Amán, con dados, para programar el día de la aniquilación de los judíos en Persia. Sin embargo, la situación se invirtió, y murieron más de 75.000 de los que odiaban a los judíos y los judíos quedaron libres en el día sorteado por Amán. ¿Qué lecciones actuales podemos sacar de esa narración de la Santa Biblia?

1. El hecho de estar vivo revela que usted ha sobrevivido a todas las amenazas de muerte hasta hoy, pero no se queje  acerca de las amenazas, celebre su supervivencia.
2. El hecho de triunfar en cada  situación de la vida es motivo de celebración en el presente, el oscuro pasado no debe traer tristeza, pero la gratitud por todo lo que fue superado hasta ahora.
3. El hecho de que las injusticias, amenazas e intimidaciones se hayan levantado en su contra en el pasado no se debe adjuntar a las quejas, lamentos y pesimismo en el presente.

II. PURIM: UN MONUMENTO PRESENTE DEBIDO A UN PASADO LEJANO, DEDICADO A  LA CELEBRACIÓN CONSTANTE - Ester 9:23-28
Purim es una fiesta decretada por dos días que se celebra anualmente en el recuerdo de la liberación de los judíos de las manos de sus enemigos. Esta celebración se refiere a un decreto que podría causar la mayor tragedia, pero se convirtió en una celebración del triunfo debido al ayuno y al clamor (vv. 31).
 
1. La fiesta de Purim revela que una situación nunca es tan desesperante que no haya una oportunidad  para que Dios actúe y revierta para bien de los que Le buscan.
2. La celebración de Purim nos enseña que los recuerdos de eventos traumáticos y desafiantes del pasado deben ser la base, no de queja, pero de celebración.
3. La celebración de Purim es vivir mediante la transmisión de las lecciones que han llevado a cambios y obtuvieron resultados positivos durante la historia de la vida.

III. PURIM: UN MONUMENTO DEL PASADO QUE PROYECTA ALEGRÍA AL FUTURO - Ester 9:29-32
Purim es el día celebrado por los judíos hasta el día de hoy, eligieron ese día, mientras estaban en la antigua Persia exactamente los días que deberían haber sido aniquilados. Sin embargo, esos días de tristeza se han convertido en días de alegría, el dolor se convirtió en conmemoración, dejando preciosas lecciones de vida para los que viven en el siglo XXI.

1. El Purim es un monumento en el tiempo que le da un significado positivo para el presente y perspectiva al pasado, sin monumentos estamos destinados a vivir sin raíces.
2. El Purim es un recordatorio para cada generación que las tragedias se pueden convertir en victorias; por lo que no se debe perder es la fe, la valentía, el coraje y la alegría.
3. El Purim es un antiguo recuerdo para la gente moderna que si no hay perspectiva para el futuro nada podrá liberar a alguien dominado por temores y remordimientos del pasado.

CONCLUSIÓN:

1. En el pasado, Jesús murió en la cruz por nuestros pecados y dejó el memorial de la Cena del Señor para mirar hacia atrás con una actitud positiva y llena de esperanza para el futuro (Mateo 26:26-29).
2. En la actualidad, hay que reconocer que Jesús murió para hacernos libres del pecado, libres de los decretos de la condenación y de la muerte, y alegres por el hecho de que Él revirtió la terrible situación del pecador (Efesios 2:1-7).
3. En el futuro, contemplamos el día en que se basa nuestra esperanza, aguardando nuestro Libertador Jesucristo venir en las nubes con poder y gloria para buscarnos y llevarnos al Cielo, así también a destruir a todos nuestros enemigos (II Tesalonicenses 2:8).

APELACIÓN:

1. Alégrese, en el retorno de Jesús todos sus enemigos y los de Él serán exterminados.
2.  Alégrese, celebre la memoria y el significado de la cruz, el monumento dado por Jesús.
3. Alégrese, celebre la Cena del Señor, con la seguridad de la liberación de la muerte ofrecida por la muerte de Jesús.
 
Realizado por Pr. Heber Toth Armí
Traducido por Elena Costa

No hay comentarios:

Publicar un comentario