16 may. 2013

RESPUESTA A LAS ORACIONES DE LOS OPRIMIDOS: INTRODUCCIÓN A LA PROFECÍA DE LAS SIETE TROMPETAS


INTRODUCCIÓN: El texto principal de la Biblia: Apocalipsis 8:2-6
Las seis primeras trompetas ocurren en el lugar santo del santuario celestial, donde Jesús intercede, solamente ocurre en el lugar santísimo, porque:
1. El ángel se paró ante el altar (Apocalipsis 8:3): El altar es el mueble del lugar santo del santuario.
2. El ángel recibió incienso para interceder (Apocalipsis 8:3): El incienso es un símbolo de la intercesión, porque estaba sobre el altar de oro delante del trono.
3. El ángel que intercede no sale de su lugar mientras lanza fuego del altar a la Tierra: Por tanto, la intercesión de Cristo permanece durante el período de las trompetas.
4. La voz de entre los cuatro cuernos del altar de oro, que estaba delante de Dios (Apocalipsis 9:13): La sexta trompeta todavía está en el lugar santo, ¡aún hay gracia!
5. El arca del pacto apareció sólo cuando el templo se abrió en el toque de la séptima trompeta (Apocalipsis 11:19): La puerta de la gracia se cierra con el toque de la séptima trompeta, no antes. El Arca de la Alianza está en el lugar Santísimo del santuario.
Hay una grandeza realmente impresionante acerca de la finalidad de las siete trompetas. Siga todas las partes de este sermón:

I. LAS ORACIONES DEL PUEBLO DE DIOS: EL INTERCESOR RECIBE MUCHO INCIENSO - Apocalipsis 8:2-3

1. El altar, el incensario y el incienso son símbolos del principio de la intercesión de Cristo en el Cielo por Su amada iglesia: Cuando Jesús ascendió al Cielo, Él llevaba las vestiduras sacerdotales (Apocalipsis 1) y fue entronizado ante los seres celestiales (Apocalipsis 4:5) para interceder por los santos que oran a Él (Apocalipsis 8:2-3). Los bloques proféticos de las siete iglesias, los siete sellos y las siete trompetas comienzan en el mismo punto de la historia, con la ascensión de Cristo y Su ingreso en el lugar santo del santuario celestial.
2. La quema de incienso ante el trono de Dios simboliza las plegarias de los oprimidos que claman por la justicia: La iglesia cristiana comenzó con diez días de oración (Hechos 1:3, 14; 2:1), y mientras tanto,  Jesús penetraba en el santuario celestial, en el trono de la gracia, para interceder por los cristianos, ayudándoles “en el momento oportuno” (Hebreos 4:15-16). Las trompetas no suenan antes de la intercesión, ya que suenan en la respuesta a la oración. El acto de lanzar el incensario significa las respuestas a las oraciones, y cada trompeta son las diferentes maneras en que Dios contesta a las oraciones de la iglesia que sufre en el mundo durante la historia.
3. El incienso quemado en el Cielo simboliza el clamor de los mártires en la tierra desde el comienzo de la persecución de la iglesia: Desde su inicio, la iglesia de Cristo en la tierra sufrió persecución. Esteban fue martirizado temprano, y en su agonía, miró al cielo y vio "la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios" (Hechos 7:54-60). Jesús respondió a la oración del primer mártir, porque desde Su ascensión al cielo Él se puso ante "el altar, con un incensario de oro. Se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos sobre el altar de oro... " (Apocalipsis 8:3).

II. LA INTERCESIÓN DE CRISTO: EL HUMO DEL INCIENSO ASCENDIÓ DE LA MANO DEL INTERCESOR - Apocalipsis 8:4

1. La oración de los fieles, llamados santos, se eleva al Cielo, donde está Cristo: Lo que se informa en la oración es recibido por Cristo en el Cielo, y es transmitida por Cristo al Padre. Dios, el Padre, contesta a las oraciones de los creyentes como si fuera  la oración de su Hijo Jesucristo.
2. La oración de los cristianos en el Cielo tiene un impacto que se traduce en la acción de Dios en el mundo: El humo del incienso (símbolo de la oración), que subió de la mano del ángel en el altar (que es un símbolo de la intercesión de Cristo), dio lugar a truenos, voces, relámpagos y terremoto percibido en la tierra.
3. La oración impacta el Cielo y el Cielo impacta la Tierra: En todos los tiempos Dios ha actuado en respuesta a las peticiones de aquellos que claman a Él:
a) En el Antiguo Testamento: Israel, el pueblo de Dios, surge como una nación en medio de la esclavitud y de la opresión de los egipcios, en respuesta a las oraciones elevadas al Cielo (Éxodo 3:7-8); Dios le envió diez plagas al Faraón para llevarlo a la conversión (Éxodo 7-11) y liberar al pueblo.
b) En el Nuevo Testamento: Jesús dijo que sus seguidores serían perseguidos con dureza (Juan 15:18-20); el apóstol Pablo dijo que la verdadera iglesia cristiana sería perseguida (2 Timoteo 3:12). Poco después de Su resurrección, Jesús ascendió al Cielo para interceder por Su iglesia, y en respuesta a la oración de la Iglesia, ser capaz de actuar en su beneficio durante la persecución (Hechos 12:1-12, 16:20-26).

III. LA RESPUESTA DE LAS ORACIONES: INCENSARIO CON FUEGO ARROJADO SOBRE LA TIERRA - Apocalipsis 8:5-6

1. Las oraciones que se elevan desde la Tierra al Cielo regresan a la Tierra con manifestaciones poderosas de Dios: Las oraciones conectan la Tierra con el Cielo y el Cielo a la Tierra, es el medio por el que Dios interviene en la historia de los que serán herederos de la salvación.
2. La oración es el medio por el cual el pueblo de Dios puede encontrar ayuda y protección en medio de las injusticias causadas por los injustos: Con las fervientes oraciones de la iglesia perseguida por el mundo, hay el juicio de Dios sobre los perseguidores. Hasta el fin del período de la gracia esos juicios deberán ir acompañados de misericordia con el objetivo del arrepentimiento de los impíos.
3. Las oraciones que llegan hasta el Cielo son contestadas en la tierra: Dios responde a las oraciones de los afligidos con juicios específicos que impedirán los poderes de las tinieblas de actuar destructivamente sobre los siervos de Dios. Oraciones de "todos los santos" (Apocalipsis 8:3), implican totalidad histórica, desde el comienzo de la iglesia hasta que Jesús regrese.
a) Las trompetas son advertencias de Dios a los impíos  en carácter de juicio restringida por la misericordia, en respuesta al sufrimiento de los discípulos de Cristo.
b) Las trompetas anuncian, desde el comienzo de la iglesia cristiana, un ajuste de cuentas, sin piedad, en el futuro, justo antes del regreso de Cristo.
c) Las trompetas son la respuesta de Dios a la oración de los fieles contra los que oprimen a la Iglesia de Cristo en la historia; es la intervención de Dios antes de revelar Su ira al mundo pecaminoso (Apocalipsis 15:7-8).

CONCLUSIÓN:

1. Ciertamente Jesús escucha las plegarias de Su pueblo que sufre a causa de las injusticias de este mundo injusto.
2. Ciertamente, Jesús ofrece directamente a Dios las oraciones de los suplicantes como Juan ve la quema de incienso y el humo que salía de Su mano.
3. Ciertamente Jesús, junto con Dios Padre, atiende poderosamente las oraciones de los suplicantes y hace caer juicios y advertencias dirigidas  sobre la tierra durante la historia de la iglesia cristiana.

APELACIÓN:

1. Orad, porque la oración mueve los Cielos y la Tierra en beneficio de la iglesia de Cristo.
2. Orad, porque la oración impacta el Cielo, y desde allí la Tierra se ve afectada de manera sobrenatural.
3. Orad, para que puedas unirte y cooperar con el Dios Soberano del Universo.

Pr. Heber Toth Armí
Traducido por Elena Costa

No hay comentarios:

Publicar un comentario