21 dic. 2016

EL BAUTISMO COM FUEGO: EL BAUTISMO DEL ESPÍRITO SANTO

 

INTRODUCCIÓN: Texto bíblico principal: Hechos 2:1-4

1.   ¿Qué es el bautismo con fuego? El bautismo con fuego es bíblico, Juan el Bautista profetizó su existencia en Mateo 3:11.

2.  ¿Cómo es el bautismo con fuego? El bautismo con fuego se explica en la Biblia: El Dr. Lucas lo describió como el bautismo con el Espírito Santo en Hechos 1:5, predicho por los labios de Cristo.

3.  ¿Qué tan importante es el bautismo con fuego? El bautismo con fuego es esencial para nuestra vida: El profeta Malaquías muestra que la purificación por el fuego es esencial para la adoración (Malaquías 3:3). 

I. COMPRENDER EL PENTECOSTÉS NOS PERMITE ENTENDER EL COMIENZO PENTECOSTAL DE LA IGLESIA CRISTIANA – Hechos 2:1

Pentecostés significa quincuagésimo día después de un evento. Proviene de la raíz griega “pentē” que significa cinco. Originalmente, en el Antiguo Testamento, debería contar-se cincuenta  días después de la presentación de la ofrenda merecida, en el día de las primicias, cuando se traían a los primeros frutos de la tierra al Señor (Levítico 23:9-16).

1.   La Pascua era seguida por los siete días de los panes sin levadura o primicias.

2.  El Pentecostés venía después de cincuenta días a partir de la ofrenda de los primeros frutos, del primer día, cuando era elevado a Dios la ofrenda merecida.

3.  El Pentecostés ocurría al final de las cosechas y era celebrado en tan sólo un día.

II. COMPRENDER EL PENTECOSTÉS NOS PERMITE ENTENDER EN BAUTISMO CON FUEGO – Hechos 2:2-3 

El Dr. Lucas establece que al cumplirse el día de Pentecostés, vino del cielo un estruendo y se les aparecieron lenguas como que de fuego sobre todos los que allí estaban reunidos. Jesús murió en la Pascua, convirtiéndose en nuestra Pascua (I Corintios 5:7). Él era el Cordero que murió y la ofrenda merecida, es decir, las primicias. Después de su resurrección, Él se ofreció a Dios (Juan 20:17), volvió al Cielo y permaneció en la Tierra durante 40 días (Hechos 1:3); y a los diez días faltantes para el Pentecostés Él subió al Cielo. Sin embargo, antes Él les mandó a sus discípulos que esperaran la promesa del Espírito Santo (Hechos 1:4, 9-14).

1.   Los discípulos esperaban el cumplimiento de la profecía de Juan el Bautista. Pero, a pesar de haber conocido a Cristo por la experiencia, ellos “estaban llenos de espíritu de contienda, de lucha por la supremacía, por la posición más alta y por la exaltación del yo” (L. E. Froom).

2.  Los discípulos deberían estar purificados con el fin de testificar de manera correcta y armónicamente de la pureza y la santidad del Salvador.

3.  Los discípulos fueron probados en el fuego. En consecuencia, todo el escombro del orgullo, toda la basura de la vanidad y todos los desechos del pecado fueron quemados de su corazón – simbolizado por las lenguas como de fuego.

III. COMPRENDER EL PENTECOSTÉS NOS FACILITA ENTENDER EL BAUTISMO DEL ESPÍRITO SANTO – Hechos 2:1, 4

El Dr. Lucas relaciona el bautismo con el Espírito Santo (Hechos 1:5) con el día en que el Espírito Santo descendió sobre los discípulos en el día del Pentecostés (Hechos 2:3-4), cumpliendo fielmente la profecía de Juan el Bautista (Mateo 3:11). En los diez días entre la ascensión de Cristo y el Pentecostés ocurrió le entronización de Cristo a la diestra del Padre para ministrar como Sumo Sacerdote en favor de los pecadores (Hechos 2:30-33; Efesios 4:7-14; Hechos 8:1-2, etc.). A consecuencia,

1.   La iglesia cristiana comenzó con el Bautismo del Espírito Santo en forma de lenguas de fuego sobre cada persona que se consagraba a la obra de Dios.

2.  La iglesia cristiana comenzó purificándose de todo pecado incrustado en el corazón de los seguidores de Cristo, eso sucedió a través del poder purificador del Espírito Santo que vino en forma de fuego.

3.  La iglesia cristiana debe estar inmersa, sumergida, bautizada en el Espírito Santo para no estar sofocada o ser presionada por el poder del pecado y de las fuerzas de las tinieblas.

CONCLUSIÓN:

1.   El bautismo con el Espírito Santo es esencial para la vida que el Cielo espera de los cristianos aquí en la Tierra. Era tan importante que Jesús no permitió que su urgente obra misionera comenzara antes del Pentecostés.

2.  El bautismo con el Espírito Santo, relacionado con el fuego, no tiene nada que ver con caerse en el suelo, gemir, gritar, girar, hablar lo que nadie entiende, saltar, descontrolar-se, desmayarse, etc. Sino que tiene que ver con la purificación, la reverencia y adoración con el objetivo de conseguir el poder sobre el pecado, y fortaleza para cumplir la misión de Dios en la Tierra.

3.  El bautismo con fuego en el poder del Espírito Santo tiende a quemar lo que no es bueno. L. E. Foom dice que cuando este fuego arder en nosotros, él extinguirá:

ü La escoria de nuestro orgullo y vanidad;
ü Los trapos de nuestra propia justicia;
ü Las hojas secas de nuestra profesión hueca;
ü El rastrojo de nuestras dudas;
ü La farsa de nuestro trabajo improductivo;
ü Las raíces de la amargura;
ü La paja de nuestra imaginación presuntuosa;
ü La basura de nuestras conversaciones vanas.

APELACIÓN:

1.   No te quedes tan sólo con el bautismo de las aguas;
2.  Busca el bautismo con fuego;
3.  Clama a diario por el Bautismo del Espírito Santo.

Pr. Heber Toth Armí
Traducido por Elena Costa

No hay comentarios:

Publicar un comentario