14 may. 2015

LA OPINIÓN DE DIOS SOBRE EL DIVORCIO. ¿ACEPTAS?


INTRODUCCIÓN: Texto bíblico: Malaquías 2:10-16

1. Si los jóvenes supieran y creyeran en la opinión de Dios sobre el divorcio, sin duda, iban a pensar mucho más, antes de casarse.
2. Si los jóvenes observaran atentamente a los pensamientos de Dios sobre el matrimonio, sin duda habría menos divorcio en el mundo.
3. Si los jóvenes solteros dieran atención a los puntos de vista de Dios sobre el matrimonio, el divorcio y el nuevo matrimonio, sin duda serían más felices, realizados y satisfechos. 

I. CASARSE CON PERSONAS PAGANAS ES ABOMINACIÓN PARA DIOS – Malaquías 2:1-12

1. En el Antiguo Testamento, las familias tenían  que valorar la pureza religiosa con el fin de prepararse para el nacimiento del Mesías, que podría nascer en cualquier familia.

2. En la actualidad, las familias deben valorar la pureza religiosa, porque en una casa donde el padre tira de un lado y la madre de otro, es una casa dividida, donde los niños viven una tensión, escuchando enseñanzas contradictorias.

3. Casarse con alguien que no ama ni sirve al verdadero Dios es arriesgar su propia salvación y la de los niños – ¡Dios no quiere eso!

II. CASARSE PARA SER DESLEAL ES INTOLERANTE A DIOS – Malaquías 2:13-15

1. Ser desleal al cónyuge también es ser desleal a Dios que creó al matrimonio y bendijo a la novia y al novio en el día de la ceremonia.

2. Ser desleal es traicionar la confianza, es despreciar el compromiso, es devaluar una vida que Dios ama; por lo tanto, Dios no tolera la deslealtad.

3. La deslealtad para con nuestros semejantes proviene de nuestra deslealtad con nuestro Creador.

III. CASARSE Y DIVORCIARSE DESPUÉS ES REPUGNANTE PARA DIOS – Malaquías 2:16

1. El divorcio es inaceptable para Dios, porque es una violación de la promesa ante el altar en Su presencia.

2. El divorcio es odiado por Dios, porque está en contra de Sus planes. Dios nunca inventó o diseño el divorcio: Es una consecuencia del pecado.

3. El divorcio duele más que guantazo y bofetón en la cara, rasga el corazón y causa llagas en el alma que sangran toda la vida. Cuanto más te dedicas a estudiar sobre las consecuencias del divorcio, sin dudas estarás más de acuerdo con Dios.

CONCLUSIÓN:

1. Dios quiere matrimonios y familias felices que vivan en armonía, y eso es posible gracias a la búsqueda común de cada miembro de la misma; que ya comienza con la elección del novio(a) de la misma fe.
2. Dios quiere lealtad/fidelidad en el matrimonio, lo que es posible a través de una relación mutua de la pareja con Dios desde la primera planificación sobre relaciones.
3. Dios quiere que los matrimonios sean duraderos, de hecho, eternos; lo que es posible a través de un compromiso serio con Sus santa e infalibles instrucciones.

APELACIÓN:

1. Antes de casarte, considera lo que Dios dice y pon atención a Sus instrucciones en Su Palabra.
2. Antes de divorciarte, presta atención a los sentimientos de Dios y Su revelación sobre el divorcio.
3. Antes de pensar en el divorcio, vive el matrimonio de acuerdo a los planes de Dios y sé feliz, muy feliz.
 
Realizado por Pastor Heber Toth Armí.
Traduzido por Elena Costa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario