3 jun. 2011

LA ORACIÓN QUE PRODUCE REAVIVAMIENTO Y REFORMA ESPIRITUAL


INTRODUCCIÓN: Texto Bíblico principal: Efesios 6:18
1. El apóstol Pablo, un hombre de edad, detenido en Roma, conocía muy bien el poder de la oración cuando se la lleva al máximo. Así que nos escribió para animarnos a experimentar lo que únicamente una oración correcta, completa e intensa puede ofrecer.
2. El apóstol Pablo te invita a vivir los beneficios de la plenitud de la verdadera oración.
3. El apóstol Pablo ha escrito para todos los cristianos todas las características de una oración real e efectiva en solamente un versículo.

I.   LA EXTENSIÓN DE LA ORACIÓN VERDADERA – Ef. 6:18
1.   Escrito está: “Orando en todo tiempo…”
2.  El cristiano debe mantener una actitud de comunión ininterrumpida con Dios, de modo que la oración  ha sido comparada como el aliento del alma; si no ora ¡muere!

II.   LA ESENCIA DE LA ORACIÓN VERDADERA – Ef. 6:18
1. Escrito está: “… con toda oración y súplica…”
2. El cristiano debe percibir la intensa carencia de la presencia de Deus en su vida miserable e limitada, su oración no debe ser una reza o algo memorizado.

III.  LA ESFERA DE LA ORACIÓN VERDADERA – Ef. 6:18
1. Escrito está: “… con toda oración y súplica en el Espíritu…”
2. El cristiano por si mismo no ora como conviene, por lo tanto, es necesario dejar-se influir por el poder del Espírito Santo, el cual ayuda a los que oran con humildad (Romanos 8:26-27).

IV.   EL SEGUIMIENTO DE LA ORACIÓN VERDADERA – Ef. 6:18
1. Escrito está: “y velando en ello…”
2. El cristiano que orar pero no velar vacilará frente a la tentación (San Mateo 26:41).

V.  LA INCONSTANCIA DE LA ORACIÓN VERDADERA – Ef. 6:18
1. Escrito está: “… con toda perseverancia…”
2. El cristiano perseverante sugiere que estar en un estado mental de súplica y reconocimiento de su incapacidad y Dios es el único que satisface sus necesidades.

VI.   LA MAGNITUD DE LA ORACIÓN VERDADERA – Ef. 6:18
1. Escrito esta: “… y súplica por todos los santos”.
2. El cristiano verdadero no ora a los santos, sino por los santos. Los santos no son cristianos muertos; son los que se justificaron por la sangre de Jesús. Todo cristiano debe orar por los demás y recibir oración de otros cristianos.

CONCLUSIÓN:
1. El apóstol Pablo sabía de la necesidad e importancia de orar de forma plena e intensa, él mismo escribió a los cristianos de Tesalónica: “Orad sin cesar” (I Tesalonicenses 5:17).
2. El apóstol Pablo exhorta a los cristianos de Éfeso y a nosotros a persistir en la oración continua e intensa, por eso escribió Efesios 6:18.
3. El apóstol Pablo usa en este texto en cuatro ocasiones la palabra “todo (toda/todos)” – Todo el tiempo, toda oración, toda perseverancia y todos los santos – enfatizando así, la plenitud de la oración que produce reavivamiento y reforma espiritual. ¡Experiméntela!

Pastor Heber Toth Armí

2 comentarios: