27 jun. 2011

COMPRENDIENDO EL PROCESSO DE LA RESTAURACIÓN DEL PECADO


INTRODUCCIÓN: Texto bíblico: Zacarías 3:1-10
1.   En el conflicto entre el bien y el mal, el pecado aleja al ser humano de Dios y lo acerca de Satanás.
2.  En el conflicto entre el bien y el mal, Satanás acusa al ser humano ante Dios, reclamando que él es su propiedad.
3.  En el conflicto entre el bien y el mal Dios actúa poderosamente cuando el pecador lO busca con humildad.
La cuarta visión de Zacarías es una profecía y una ilustración de la obra de Satanás y la de Dios cuando el objetivo es el ser humano.

I.   LO QUE DIOS HACE QUANDO EL PECADOR ARREPENTIDO SE LE ACERCA – Zacarías 3:1-5
1. El pecador tiene su acusador (Satanás) reprendido por Dios.
2. El pecador tiene sus pecados removidos por Dios.
3. El pecador recibe la aplicación de la justicia simbolizada por el cambio de vestiduras viles por ropas de gala.

II. LO QUE DIOS ESPERA DEL PECADOR PERDONADO – Zacarías 3:6-7
1. Después de la purificación del pecador, Dios espera obediencia de él.
2. Después de la purificación del pecado, Dios espera que el ser humano guarde Sus Mandamientos – santificación.
3. Después de ser libre del pecado por la gracia de Deus el ser humano es libre para servir a Cristo.

III. EN LO QUE DIOS SE FUNDAMENTA PARA RESTAURAR AL PECADOR – Zacarías 3:8-10
1. El fundamento de toda esperanza para el pecador es Jesús, el Siervo.
2. El fundamento de toda obra de salvación ofrecida al pecador es Jesús, el Renuevo.
3. El fundamento de toda restauración del pecador es Jesús, la Piedra.

CONCLUSIÓN:
1. Dios restaura la paz en la vida del pecador arrepentido a través de las obras de Jesucristo.
2. Dios se reconcilia con los pecadores quitando sus pecados por los méritos de Jesucristo.
3. Dios justifica y purifica la suciedad del pecado y al pecador se le aplica la justicia de Jesucristo.

APELACIÓN:
1. Te invito a probar el resultado de acercarse de Dios.
2. Te invito a probar los privilegios del perdón y la justicia de Cristo.
3. Te invito a probar la emoción de ser restaurado por la gracia de Dios.

Pr. Heber Toth Armí

No hay comentarios:

Publicar un comentario